Medicina Natural

Propiedades curativas del veneno de abeja

Escrito por Bibian Arango

Muchas personas que sufren de artritis, artrosis e, incluso, várices nos han manifestado su interés por conocer más sobre la terapia con veneno de abeja y si es realmente un remedio efectivo para sus dolencias o si, más bien, puede resultar peligroso.

Es importante saber primeramente que la terapia con veneno de abeja (conocida también como TVA) consiste en el uso medicinal de las picaduras de abeja con el cual se reduce la inflamación y refuerza el sistema inmunitario del organismo.

Beneficios

  • Es evidente que el veneno de abeja es eficaz en el tratamiento de determinados casos:
  • Trastornos del sistema inmunitario, como esclerosis múltiple (EM).
  • Enfermedades cardiovasculares, como hipertensión, arritmias, arteriosclerosis o várices.
  • Trastornos endocrinos, como síndrome premenstrual, calambres menstruales, menstruaciones irregulares y descenso de los niveles sanguíneos de glucosa.
  • Infecciones, como herpes simple tipo 1 y 2.
  • Alteraciones psicológicas, como depresión o cambios de humor.
  • Alteraciones reumatológicas, como artritis, artrosis, reumatismo, artritis reumatoide juvenil, bursitis y «codo de tenista».
  • Cuadros cutáneos, como eccema, psoriasis, callos, verrugas y úlceras tópicas.

Aunque se considera que la terapia de veneno de abeja es un tratamiento de último recurso, resulta beneficiosa para las personas que no encuentran mejoría con remedios naturales y otras terapias alternativs.

En este sentido, las personas con esclerosis múltiple han descrito una estabilidad creciente, además de menos fatiga y dolor muscular, después de realizar el tratamiento. Los afectados por la artritis, reumatismo y la artrosis afirman que el dolor y la inflamación han disminuido después de las picaduras. También se ha afirmado que disminuye el tamaño de los nodulos reumatoides.

Información

El veneno de abeja contiene más de 40 sustancias activas, muchas de las cuales tienen efectos fisiológicos. El compuesto más abundante es un antiinflamatorio denominado melitina. Esta sustancia hace que el organismo produzca cortisol, que es un agente del proceso de curación del propio organismo. Como antiinflamatorio, la melitina es 100 veces más potente que la hidrocortisona.

En un artículo recientemente publicado, se describe que los experimentos han demostrado que la melitina puede disminuir la respuesta inflamatoria del organismo. Esto hace pensar que el veneno puede ser útil para tratar cuadros inflamatorios como la artritis reumatoide.

Otros compuestos con posibles efectos farmacológicos incluyen la apamina, que actúa aumentando la transmisión nerviosa; la adolapina, que es antiinflamatoria y analgésica, y otros neurotransmisores como la noradrenalina, la dopamina y la serotonina, que intervienen en la depresión.

El uso más extendido de la terapia con veneno de abeja es el tratamiento de los trastornos del sistema inmunitario e inflamatorios. Una de las utilidades más prometedoras es el alivio de los síntomas de la esclerosis múltiple resistente al tratamiento.

Más de 1.300 personas con esclerosis múltiple han aportado testimonios que apoyan el tratamiento y han afirmando que les ayudó a aliviar la fatiga y el espasmo muscular, así como a recuperar la estabilidad.

Se extrae una abeja de un frasco o de una colmena con unas pinzas y se coloca sobre la parte del cuerpo que va a ser picada. El aguijón debe permanecer adentro durante 10 o 15 minutos. El número de picaduras administradas en cada sesión y la frecuencia de las sesiones varían, dependiendo de la tolerancia del paciente y de la naturaleza del problema.

Para tratar una tendinitis, un paciente puede necesitar sólo entre dos y cinco sesiones terapéuticas, con dos o tres picaduras por sesión. Tratar un problema más crónico como la artritis puede requerir varias picaduras por sesión, dos o tres veces a la semana y hasta durante tres meses. Tratar una esclerosis múltiple requiere un esfuerzo prolongado (la terapia debe aplicarse entre dos y tres veces cada semana durante seis meses para que empiece a funcionar).

Normalmente, los médicos administran las inyecciones (desde 1 hasta 30 por sesión, según la dolencia que se va a tratar) una o dos veces a la semana. No utilizan abejas vivas. En su lugar, obtienen el veneno en forma líquida y lo inyectan bajo la piel.

Obviamente, cuantas más picaduras o inyecciones deban administrarse más tiempo durará cada sesión de tratamiento.

Nos llama la atención que con el veneno de abeja se están elaborando, en la actualidad, cremas faciales con el objetivo de combatir las arrugas e incluso la llaman el “botox natural”.  Sin embargo su eficiencia aún no está del todo comprobada.

Preparaciones

Antes de empezar el tratamiento, el médico inyecta al paciente una forma débil del veneno para comprobar si se provoca una reacción alérgica. Dispondrá de una jeringa con adrenalina cerca por si acaso esta reacción se produce. Si el paciente es alérgico al veneno, el tratamiento no se puede administrar.

La reacción se producirá generalmente en 15 o 20 minutos. Se estima que probablemente hasta el 2% de la población puede ser alérgica al veneno de abeja. Si todo va bien en la prueba, se aplicará la abeja directamente a la piel

Se puede usar hielo para insensibilizar la zona donde se aplica la picadura, así como después para aliviar el dolor.

¿Cuándo es peligroso?

El tratamiento con veneno no debe utilizarse en las personas con alergias, tuberculosis, sífilis, gonorrea, diabetes insulinodependiente ni cualquier enfermedad transitoria grave.

Dolor, picor e inflamación son frecuentes en el lugar de la inyección o la picadura. También hay que avisar a las personas de que las reacciones alérgicas anafilácticas graves. Algunos pueden desarrollar masas nodulares o úlceras en los puntos de inoculación.

Sin embargo, parece que las complicaciones importantes son raras. El efecto secundario más habitual referido por los pacientes es el picor, observado en el 80% de los casos después de la primera sesión. Sin embargo, después de 12 sesiones, sólo el 40% sigue experimentando picor.

Acerca del autor

Bibian Arango

SOY VIDENTE DE SANGRE,RUMPOLOGA , GUÍA ESPIRITUAL, PARAPSICOLOGÍA, EXPERTA EN FENÓMENOS PARANORMALES,HAGO TODO TIPO DE LECTURA, LIMPIEZAS DE AURA Y DE LOS 7 CHACRAS DEL SER HUMANO TAMBIÉN SE HACE EXORCISMO…EN CASAS Y PERSONAS